CORO PROMÚSICA‎ > ‎MEDIA‎ > ‎PRENSA‎ > ‎Prensa 2009‎ > ‎

"Carmina Burana" de Carl ORFF - octubre 2009

México acoge en exitosa función a Danza Contemporánea de Cuba

 Escrito por Félix Albisu   

viernes, 09 de octubre de 2009 

09 de octubre de 2009, 08:17

México, 9 oct (PL) Con un lleno total, que colmó el amplio Auditorio Nacional, la Compañía de Danza Contemporánea de Cuba fue acogida en México en una majestuosa presentación, acompañada de coros, solistas y la Orquesta Internacional de las Artes.

Con la presentación de la obra Carmina Burana, los bailarines recibieron prolongados aplausos al final de cada interpretación, bajo la conducción del laureado maestro alemán Leo KrÃñmer y la presencia dereconocidos artistas y personalidades de la cultura mexicana.

En la función, se escucharon las potentes voces de los coros Promúsica, que dirige Samuel Pascoe, y de la Iglesia Anglicana Christ Church Parish, bajo la conducción del maestro Juan Ernesto Villega.

También, la Danza Contemporánea de Cuba actuó con el acompañamiento de la soprano Lourdes Ambriz, el barítono Jorge Lagunas y el tenor Oscar de la Torre.

Críticos de arte, que presenciaron la velada, consideraron que la agrupación cubana eleva la obra Camina Burana a su más noble expresión, con la utilización del realismo mágico para demostrar, articular y organizar la historicidad, mediante el uso del virtuosismo físico del ser humano.

Se precisa que el lenguaje escénico de la pieza este articulado en varios niveles, pero tiene como último referente la unidad plural del futuro, el pasado y presente de la música, el vestuario, la escenografía y la danza.

De la misma manera consideran que esta presentación seduce por su belleza compulsiva y necesaria, aunque excluyente de cualquier monotonía, en tanto enaltece la variedad del conjunto, acorde a las características de Carmina Burana.

Destacan asimismo que la compañía cubana, que dirige el bailarín y coreógrafo Miguel Iglesias, acumula en su 50 años de quehacer escénico 270 estrenos y que ha tenido un gran reconocimiento en sus constantes giras por más de 85 países.

En igual sentido, se resalta el virtuosismo y el alto nivel técnico y profesional de los 60 bailarines de la agrupación, en su mayoría egresados de la Escuela Nacional de Artes de Cuba.

 


Ovacionan a Danza Contemporánea de Cuba por "Carmina Burana"



México, 9 Oct. 2009 (Notimex).- Seductora, apasionante y con un ritmo que enalteció a cada uno los bailarines, así vivió el público que asistió al Auditorio Nacional la presentación de la cantata “Carmina Burana”, de Carl Orff (1895-1982), presentada la víspera por la Compañía de Danza Contemporánea de Cuba.

Bajo la dirección del concertista alemán Leo Kramer, unas 10 mil personas ofrecieron una gran ovación por la sublime ejecución de la Compañía de Danza Contemporánea de Cuba, dirigida por el bailarín y coreógrafo Miguel Iglesias.

Así como la participación de los mexicanos Oscar de la Torre (tenor), Jorge Lagunes (barítono) y los grupos corales, Coro Artescénica, el Coro Promúsica y Les Chanteurs Du Lycée.

Con una magna producción y la participación de 250 artistas en escena, esta pieza, una de las obras más populares del repertorio sinfónico coral universal, tuvo una exitosa presentación.

Acompañados por el primer bailarín José Manuel Carreño, del American Ballet Theatre; y la música en vivo de la Orquesta Internacional de las Artes, los bailarines cubanos ofrecieron una verdadera gala dancística, con un sinfín de movimientos.

Entre pieza y pieza, esta compañía que ha participado en los más importantes eventos de danza internacional y que en este 2009 celebra 50 años de existencia, recibió muchos aplausos.

Con una excelente condición física, sus cerca de 50 bailarines elevaron esta obra de arte a su más noble expresión a través del movimiento del cuerpo humano, con composiciones coreográficas que reflejan la intención de los poemas cantados como hilo histórico conductor desde el Medioevo, hasta los convulsos siglos XX y XXI.

Dicha coreografía se construye con movimientos populares, citadinos, como herramientas para armar las composiciones espaciales.

El amor se manifiesta desde el virtuosismo físico de los bailarines, que enfatizan la perspectiva carnal, directa mercenaria muchas veces, en un mundo farandulero que con histrionismo hiperboliza extremos de vida.

Previo a la obra, se interpretó la obertura “Egmont. Op. 84”, de Ludwing Van Beethoven (1770-1827).

“Carmina Burana” está compuesta principalmente de versos en latín aunque cuenta con fragmentos en alemán y provenzal antiguo (francés).

Su fragmento más conocido es el `O Fortuna”, que constituye la primera parte del preludio y que se repite al final de la obra.

La versión de Orff forma parte de una trilogía junto a “Catulli Carmina” y “El Triunfo de Afrodita”.

En la cantata, además de la orquesta y coros, intervienen solistas (soprano, tenor, bajo), destacando su abundante y espléndida percusión.

La obra de Orff consta de Introducción (Fortuna imperatrix mundi), Primera arte (Primo vere - Uf dem anger); Segunda parte (In taberna); Tercera parte: Cour d”amours - Blanziflour et Helena y Final: Fortuna imperatrix mundi.

Fuente: http://www.sdpnoticias.com/sdp/cultura
Comments